Mi día inicia a media noche haciendo tareas de la U, preparando mi clase, actualizando mi sistema un día normal en mi vida, de pronto suena el messenger miro la ventana y es una persona que quiero mucho y que raras veces me habla, le contesto el saludo y luego de un par de mensajes ya no me contesta posiblemente porque tiene otra conversación mas interesante, la ilusión de hablarle se va perdiendo junto con el paso de las horas, veo el reloj  y ya casi es de madrugada y aún no he terminado, termino lo del trabajo a prisa y dejo pendiente lo de la U me voy a acostar pensando en lo que hice en el día y lo que me espera hacer, mientras el sueño se  apodera de mi…

De pronto suena mi despertador yo aun con sueño lo apago y digo dentro de 15 minutos me levanto cuando vuelvo a abrir los ojos miro el reloj y ya pasaron 40 minutos, me levanto apresurado y me voy a dar la clase. Al terminar me dirijo a un lugar donde me contaron había una buena oportunidad de empleo al llegar observo lo de siempre, trabajo duro, tiempo completo, sin prestaciones y mala paga. Regreso a mi casa pasando por el mercado a comprar los ingredientes para mi almuerzo, mientras camino lentamente por las calles empedradas un limosnero me pide dinero para su alimento, mientras pasa a mi lado un carro de lujo dejando caer una bolsa con restos de comida, que la tiraron seguramente porque el plato llevaba mucha grasa pero a la copiloto no le gusto porque si se lo come va a engordar… continuo mi camino pensando en como la vida de estas dos personas es tan diferente y similar a la vez.

Llego a mi casa enciendo la computadora y sin muchas ganas continúo lo de la universidad es un día de aquellos que no te dan ganas de hacer nada, luego me concentro y empiezo a avanzar hasta que el hambre se apodera de mi veo el reloj y ya es la una de la tarde, me voy a lo cocina y preparo mi almuerzo carne a la plancha con algunas papas, mientras almuerzo me pongo a pensar en lo ocurrido a medía noche y la tristeza me invade. Termino de comer me siento frente a la computadora y me pongo a pensar un poco en mi pasado, mientras intento continuar con mis tareas.

De pronto un mensaje de invitación para chat en el GTalk, acepto al contacto y me doy cuenta que es un viejo amigo de la infancia que tenía tiempos de no hablarle medio conversamos un poco y luego el se desconecta para seguir con su vida, regresan a mi mente los pensamientos sobre lo que he echo de mi vida y me formula la pregunta, que estoy haciendo para mi futuro, estoy haciendo lo que en realidad quiero, estoy poniendo mi mayor esfuerzo me doy cuenta que estas no son las preguntas que me hacía cuando era niño “Quiero ser Doctor, bombero, futbolista”…

Entre tantas cosas pasando por mi mente termino mi tarea y me dispongo a empezar a programar, aún con un poco de tristeza en mi interior y con tantas cosas dando vueltas en mi cabeza desvío mi atención en otra cosa y me pongo a ver que encuentro de bueno en internet para el IDE que utilizo, instalo los plugins interesantes que encuentro y lo publico en mi blog, al terminar veo un twitt de la prensa me da curiosidad y le doy click al link, la noticia era de como se combate la corrupción al ver el nombre de las personas involucradas me doy cuenta que son igual de corruptas que las que persiguen, pero bueno así es mi querida Guatemala de pronto miro que empieza a caer la noche y solo he escrito un par de lineas de código, así que agarro mis cuadernos los meto al morral y me voy a la universidad, me encuentro de nuevo en las pequeñas calles empedradas que ahora las adorna la obscuridad…

Luego de caminar algunas cuadras levanto la mirada y veo que algunas personas van caminado rápido con cara de asustados, en ese momento una señora para una patrulla de policía que esta pasando a mi lado y les dicen a los policías “Por favor vallan a la siguiente cuadra que algo esta pasando allí al parecer se están peleando varias personas”, los policías se toman la molestia de contestarle de mala gana y ponen su pide vía para indicar que van a cruzar, suenan la bocina de la patrulla pero no cruzan, siguen su camino  y hasta aceleran un poco…

Con forme voy caminando logro visualizar que las personas tenían acorralado a alguien, el flash de las cámaras tomando fotos hacen que tenga una mejor visión de lo que pasaba, con la tentación de ir a curiosear sigo mi camino sin ponerles mayor atención ya que en la capital de país aprendí a no ser shute a menos que pueda ayudar en algo de lo contrarío me puede ir peor.  Al avanzar una cuadra se escuchan unos gritos se les había escapado un ladrón paso corriendo del otro lado de la calle y solo podía ver como se perdía entre la gente mientras unos pocos lo seguían acercándome al parquesito Benito Juares veo como los encapuchados cierran la calle para hacer sus actividades un pequeño grupo de ellos paran un taxi y obligan al chofer a que los lleve a no se donde mientras otro grupo se baja de un bus urbano.

Encuentro a un mi compañero y lo saludo, el hace el comentario de “esos sancarlistas son unos huevones solo perdiendo el tiempo se la pasan” entramos a la U y a recibir clases… luego de un pequeño receso escucho al mismo compañero que hizo el comentario anterior organizando a los demás para no entrar al ultimo curso, agarro mi morral y mejor me regreso a casa mientras observo el actuar del futuro inmediato de nuestra sociedad…

»

  1. calorama dice:

    contundente relato de la cruda ambigüedad cotidiana…

    un cordial saludo

  2. ErikROCHA dice:

    Interesante relato, eso pasa en todo los paises y tu experiencia también de alguna forma lo pasamos todos. Ójala algún día todos pensemos en el bienestar de todos y no de uno mismo. Compartir aunque lo que tengamos sea poco.

  3. Luis dice:

    que onda, me gustó tu historia en serio, me siento identificado a mi me pasa casi lo mismo siempre… yo tambien soy de sistemas y fue como si yo mismo hubiera escrito eso.

    escribiste un tipico día de un estudiante de sistemas, la verdad que a veces uno quisiera no tener que estar tanto tiempo sentado frente a la computadora y salir al mundo pero bueno, ese es nuestro destino

    • Chaman dice:

      No necesariamente tiene que ser nuestro destino, nosotros forjamos el destino si estamos frente o lejos de una computadora creo que no importa, lo importante es que hagamos lo que nos gusta sin dañar a nadie y si con nuestro trabajo podemos ayudar a alguien mas pues que mejor?….

  4. crlsktr dice:

    la verdad es bastante impresionante y bastante común que exista tanta incongruencia entre nuestro pensar y actuar, me recuerda un libro bastante interesante llamado “patas arriba” que básicamente trata sobre cómo en latinoamérica premiamos lo malo y esperamos que las cosas mejoren. Recuerdo el comentario de mi catedrático: “en lugar de condenar el hecho de que alguien a robado estando en una pocisión eminente, condenamos el hecho de que ‘no se puso las pilas’ y no sacó algo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s